Nueva recopilación de noticias de los últimos días, recogidas en diversos medios de forma ecléctica y no necesariamente representativa:

  • El resurgir de la marina mercante a vela: ¿una moda extravagante, o una tendencia de futuro? Cuando menos es un sector que se mueve y sirve como excusa para construir nuevos barcos
  • En este razonado artículo de opinión discuten la sentencia chapucera (el autor la llama imaginativa) que hace un mes emitió el Tribunal Supremo sobre el caso Prestige
  • LA ICS (International Chamber of Shipping) ha publicado su “Tabla de Desempeño 2015-2016”; en ella se muestra cómo se comportan todos los registros marítimos (banderas) en función de varios criterios (control de puertos, ratificación de convenios IMO e ILO, participación en la IMO, etc.). La tabla puede descargarse aquí, y es una buena herramienta para complementar las (recientemente declaradas obligatorias) auditorías estatales de la IMO
  • Hablando de banderas, según este artículo tal vez las de conveniencia no sean tan malas como las suelen pintar (por ejemplo en este otro artículo, al que el primero hace referencia)
  • Los barcos se diseñan para navegar durante miles de horas a una velocidad de servicio específica. El slow steaming no es más que navegar a una velocidad menor de esa velocidad de diseño, y ha estado muy en boga en la última década para compensar el alto precio del combustible (a menor velocidad, menos consumo por milla recorrida). Pero el precio del combustible ha bajado mucho durante los últimos dos años; pese a ello, las navieras se plantean si deben volver a las velocidades de diseño o mantenerse en el slow steaming (ya que hay más factores a tener en cuenta: el número de barcos que sirven una ruta, su tamaño, y la sobrecapacidad de la flota). En gCaptain lo explican muy bien
  • El astillero español BD Yachts (antes Barcos Deportivos, los constructores del SYL), en colaboración con la ingeniería Barcelona Yacht Design, han presentado un revolucionario (y bonito) velero de 16,6 m; la novedad está en que incorpora dos motores fueraborda (300 CV cada uno) que le permiten llegar a 21 nudos sin una brizna de viento. Aquí el vídeo de presentación:

  • Siempre es interesante ver nuevos diseños de megayates imaginativos; aquí juntan 18 de los mejores de los últimos años
  • ¿Por fin un motor fueraborda diésel comercial? Parece que llegará en 2017, de la mano de Neander Shark y Yanmar; tendrá 50 CV de potencia y costará 30.000 euros
Fueraborda, este de gasolina. Imagen cortesía de Mercury
Fueraborda, este de gasolina. Imagen cortesía de Mercury

¿Te ha gustado el artículo? Clica aquí para seguirnos; es GRATIS y recibirás nuestras novedades en tu mail.

 

Anuncios